Title Thumbnail

Amada por el Dios que me ve

Kerry Clarensau Kay Burnett

9781607315759
112 pages
General Council of The Assemblies of God
Overview
¿Hay alguien que pueda verme?

Como mujer, fácilmente podemos sentir que somos invisibles. En medio del ajetreo de la vida diaria, muchas veces nos preguntamos: ¿Hay alguien que vea mi esfuerzo? ¿Hay alguien que siquiera se interese?

En Amada por el Dios que me ve, Kerry Clarensau y Kay Burnett te recuerdan: ¡sí, hay alguien que te ve! No sólo eso quien te ve es el Creador de todas las cosas; un Dios maravilloso que tiene planes extraordinarios para tu vida. Con historias de la Biblia, relatadas a través de los ojos de las mujeres que las vivieron, y algunos testimonios contemporáneos, Amada por el Dios que me ve explora la profundidad y la amplitud del amor de Dios por ti y por mí, y por cada mujer en todo lugar. El estudio incluye: • 6 u 8 lecturas semanales con preguntas para grupos • Aplicación personal • ¡Y más! Al reunirte con tus amigas u otras mujeres de tu iglesia para este estudio, descubrirás que Dios te ve, y que su perspectiva es eterna y perfecta, y que te ofrece una vida de esperanza y propósito. ¡Embárcate en este viaje y acércate aún más al Dios que te ama!!
Author Bio
Kerry Clarensau es una conferencista, mentora, autora, e inspiradora líder de damas. En este momento, ella sirve como directora del Ministerio a las Mujeres para el distrito del Norte de Texas de las Asambleas de Dios. Anteriormente, sirvió durante seis años como directora nacional del Ministerio a las Mujeres de las Asambleas de Dios. Kerry es autora de varios libros, entre ellos Una vida hermosa, Redimida, y El amor revelado. Ella y su esposo Mike viven en los alrededores de Dallas.

Kay Burnett junto a su esposo Jim, ha servido en el ministerio por más de veinte años; ocho de ellos como directora del Ministerio a las Mujeres del distrito de Arizona. En 2016 fue nombrada como la directora nacional del Ministerio a las Mujeres. Jim y Kay son padres de un hijo y una nuera, y de una hija y un yerno, y abuelos de cinco nietos.